TAREA Nº3

DEL CONOCIMIENTO A LA INNOVACIÓN


CREACIÓN DE UN RETO


Con relación al reto innovador que planteo para mi empresa, no sé cómo describirlo sin que suene raro, pero en mi empresa no se puede innovar mucho, puesto que trabajamos bajo protocolos estipulados, y los resultados de nuestros trabajos afectan a un gran número de colectivos, por lo que la “innovación grupal”, debe ser algo muy concreto y controlado. Es por ello, que mi línea de trabajo se va a centrar en el reto que expuse al final de mi módulo 2: CONSEGUIR TRABAJAR EN EQUIPO DENTRO DE LA OFICINA.


Para conseguir este reto-innovador, se requiere la participación de todos los miembros de la oficina, (bien sean administrativos o técnicos), dejando aparte a los directivos.


¿Cómo enfocar el reto?, ¿Qué se pretende con el concepto trabajar en equipo?.


El objetivo del trabajo en equipo es obtener resultados más óptimos en menos tiempo, ya que para nuestra empresa, que se dedica a gestionar las Infraestructuras educativas, es muy importante ser ágil y gestionar bien los trabajos a ejecutar. Una mala planificación puede suponer que el trabajo de un año se caiga y nuestros usuarios se queden sin el servicio requerido, y esto puede suponer un problema bastante importante a los ciudadanos y a la Junta de Andalucía en general. La práctica nos dice que si trabajamos en equipo o en cadena, las cosas salen mejor, no se duplican tareas, y se potencian las habilidades de cada miembro de la oficina, a la vez que las debilidades, si las hubiese de algún miembro, se suplirían con el trabajo del conjunto. Pero en el día a día, esto no sucede en la oficina.
Vamos a estudiar cómo trabajar en equipo tres compañeros de esta oficina: somos un técnico y dos administrativos, y hemos elegido estudiarlo cada uno, enfocándolo teniendo en cuenta su rol dentro de la empresa.
Por lo que afecta a los técnicos, solemos estar muy especializados y nos cuesta ceder en nuestra parcela de terreno, así que se ha dado el caso que dos compañeros estén llevando un mismo expediente, (cada uno en la parte que les corresponda), y la falta de coordinación ha propiciado que los resultados aunque se hayan conseguido, han consumido tiempo en exceso, trabajos duplicados, e incluso, algún qué otro problemilla…


Así pues yo, que soy el técnico he lanzado una pregunta: ¿qué pasaría si cambiásemos de modelo de oficina y pasáramos de una oficina cerrada a una oficina abierta.
 Inicio del reto:


Como técnico, yo voy a estudiar el reto desde el lado “constructivo”….


Ha sucedido de forma casual, que en el desarrollo de este curso se haya coincidido con la mudanza de nuestra oficina. Actualmente los puestos de trabajo del personal no directivo están  distribuidos en un local diáfano, en el que hay un pasillo central, que distribuye a ambos lados calles con  mesas separadas entre sí lateralmente por mamparas y traseramente por armarios, de forma que cada puesto está acotado. Visualmente todos nos vemos por calles, (las mamparas son de cristal) y se tiene a un compañero enfrentado con el que es posible hablar sin necesidad de levantarse del asiento.
Los administrativos están ubicados al principio de la oficina, más cerca de la entrada. No suelen recibir visitas, y los técnicos están al fondo de la oficina y sí suelen recibir visitas.
Las nuevas dependencias se van a distribuir de forma completamente distinta a la actual. En principio se van a separar a los administrativos de los técnicos, (es por la configuración de la oficina), de manera que ahora los técnicos estarán en la parte delantera de la oficina y los administrativos irán al fondo de  la misma, estando por medio el despacho cerrado de cada directivo, aseos, office y sala de juntas.
El nuevo local, va a llevar aparejado también un nuevo modelo de oficina, pasando de ser una oficina semiabierta a una oficina abierta. Se proponen unos puestos libres de mamparas separadoras, donde los compañeros puedan verse todos, dejando dos espacios para el trabajo en común: una pequeña sala de reuniones en la zona de los técnicos para atender a las visitas, y una gran sala de reuniones grupal, común a todos, para reuniones con mayor número de asistentes.
Se me plantean las siguientes preguntas:


En la era de la tecnología y el boom de los espacios coworking, ¿funcionará entre los compañeros esta oficina abierta?
¿Favorecerá el trabajo en grupo en lugar de los rincones de trabajo?
¿Se verá afectada la concentración por la falta de privacidad visual?
¿Se podrá mantener el nivel de ruido bajo?
¿Cómo sobrellevarán los compañeros el sentimiento de pérdida de parcela?


En breve podré dar respuesta a estas preguntas.

Source: 51