GRAN RETO. INNOVACION. PIF. ANTECEDENTES

Desde hace ya casi 11 años vengo desarrollando, aun de forma eventual, un trabajo de preservación de los fondos documentales del Centro Andaluz de Documentación del Flamenco en Jerez de la Frontera y que pertenece a la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía. En mi plaza de Oficial Primera Oficios (única en el centro) me ocupo de la digitalización de los registros que hay desde los discos de pizarra, cinta abierta, vinilos, cd…., carteles, folletos, postales, libros…., videos en umatic, betacam, beta, vhs….. cualquier soporte que sea susceptible de reproducción pasa a ser digitalizado y almacenado para su preservación.
Hace 11 años la digitalización era una vaga idea, nadie en la administración se dedicaba a ello y además no existían ni software ni sistemas de almacenamiento que pudiesen albergar la ingente cantidad de fondos que custodiaba el CADF. A mi llegada solo se hacían copias analógicas. Además al gran trabajo realizado por el departamento de documentación en datación de todo los documentos audiovisuales debía ser puesto en valor
El Centro Andaluz de Documentación del Flamenco, nacido hace más de 20 años, y que cuenta con las de 75.000 fondos documentales, ha sido un pionero en cuanto a la puesta en valor de su patrimonio y ya desde el principio contaba con una página web, con mas de un millón de consultas anuales de su catalogo documental.
El gran RETO era conseguir la digitalización de los fondos para su preservación y la puesta en valor de estos a través de un sistema que pudiera ser ademas de consultado, VISUALIZADO no solo en el CADF sino en puntos de toda la geografía andaluza e incluso fuera de esta preservando los derechos de autor.

La llegada de una nueva dirección al centro, la mejora de los equipos informáticos, la adquisición de reproductores analógicos de muy diversos formatos, el aumento de capacidad de los sistemas de almacenamiento y la posibilidad de INNOVAR a través de realizar muchas pruebas acierto/error posibilitaron unos parámetros de calidad para la preservación, la visualización on line y unos procesos muy automatizados que redundaban en la rapidez del trabajo. Cualquier proceso era continuamente mejorado a través de pequeñas innovaciones que lo hacían más funcional y más rápido.

Una vez la «maquina engrasada» y con suficiente material, se procede a crear la plataforma que convine los datos con los elementos digitales, donde trabajen los documentalistas y los digitalizadores y que pueda ser una PLATAFORMA de consulta, visualización e investigación de los usuarios de muy diversa índole. La plataforma además registra las consultas en cuadrantes dándonos información de desde donde se consulta y que se consulta; además se crea una zona sugerencias para el intercambio de información. Nace el PIF, Punto de Información del Flamenco.
Source: 36