Tema 3: Práctica reflexiva. Reto.

PRÁCTICA REFLEXIVA

Empiezo a trabajar en mi RETO: es decir, comienzo a diseñar, implementar y evaluar una práctica innovadora en la organización, práctica reflexiva.

He decidido afrontar mi reto, de manera individual.

Como bien hemos visto en la teoría del modulo 3, la participación en una comunidad de práctica requiere compromiso por parte de sus miembros y su principal actividad es la negociación de significados. Negociar el significado, según el autor del concepto de comunidad de práctica (Etienne Wenger), es encontrar el sentido apropiado a la situación que requiere una acción para superarla y cumplir un objetivo. La negociación de significados se articula a través de dos procesos independientes:

1. PARTICIPACIÓN. Entendida como el proceso de tomar parte activa en la empresa de la comunidad, y que hace referencia a cuestiones como la comunicación de los miembros, la expresión de los compromisos mútuos o la identidad de los miembros como parte de la comunidad.

Este proyecto sin la involucración al 100 % de todas las Administraciones (Estatal, Autonómica y Local)  no tendría ninguna razón de ser y seria totalmente inviable por tanto la participación debe de ser absoluta.

2. COSIFICACIÓN. Proceso de dar forma a la experiencia produciendo artefactos (objetos) que concretan esa experiencia en algo perceptible: informes, guías, protocolos, procedimientos, decálogos, instrucciones, herramientas, instrumentos legales, datos catastrales, etc. Un amplio abanico de opciones que dependen de la comunidad de práctica y de su proyecto común.

En mi opinión lo primero que necesita mi proyecto es algo que no es cuestión económica es cuestión de corresponsabilidad entre las Administraciones, esto es desde mi modesto punto de vista lo más difícil de lograr.


Al ser un proyecto de tal magnitud, no se nos olvide que queremos tener con una sola aplicación o sistema informático todas la Administraciones solo con un CLICK,  los recursos humanos e informáticos necesarios son inmensos, pero al mismo tiempo que hay que hacer una  inversión inicial muy grande, con el paso del tiempo se podrá amortizar y ahorrar costes a la administración y por tanto en impuestos al ciudadano, recuerdo que mi único objetivo en mi reto es que la Administración este al servicio del ciudadano y no al revés.


En los 2 próximos módulos, profundare mas en este proyecto:

1.- Innovación pública, porque y cómo hacerlo viable.
2.- La gobernanza y los instrumentos necesarios para hacerla ágil y útil.

Source: 57

‘Diario de Innovación’

Notificación Electrónicas de todas Administraciones

Como es mi costumbre empezare con algo de teoría para que se pueda entender donde quiero llegar y cuál es mi objetivo.

Abordare una cuestión amplia y tradicionalmente tratada por la doctrina administrativa pero no por ello resuelta, a nuestro juicio, con acierto en lo que se refiere a que el ciudadano tenga seguridad jurídica acerca de cuál ha sido la actuación de una determinada Administración pública en un asunto que le afecta directamente.

La forma habitual que tienen las Administraciones de relacionarse con los ciudadanos es a través de los llamados «actos administrativos». El administrado medio tiene ya interiorizado que esos actos deben ser ajustados a Derecho y que una Administración no puede pasar como una apisonadora por encima de los derechos que las leyes y, en general, el ordenamiento jurídico así lo reconocen. El problema surge cuando los poderes públicos olvidan que también en el ámbito de las relaciones con los administrados no sólo hay que ser honrado (ajustar su actuación a Derecho) sino también parecerlo (notificar las actuaciones a los afectados de manera tal que no se les produzca indefensión).

El artículo 58 de la Ley 30/1992, de 26 de noviembre, de Régimen Jurídico de las Administraciones Públicas y del Procedimiento Administrativo Común (en adelante, LRJPAC) contiene los requisitos legales relativos a la notificación de un acto administrativo. En esencia establece lo siguiente:

1.- Que deben notificarse a los interesados las resoluciones y actos administrativos que afecten a sus derechos e intereses.

2.- Que la notificación debe ser cursada dentro del plazo de diez días contados a partir de la fecha en que el acto o resolución fue dictado

3.- Que la notificación debe contener el texto íntegro de la resolución, indicando si es o no definitiva en vía administrativa, expresando los recursos que procedan, el órgano ante el que deban presentarse y el plazo para interponerlos.

4.- La no inclusión de los requisitos contenidos en el anterior número 3 tendrá como consecuencia la ineficacia del acto administrativo dictado hasta la fecha en que el interesado realice alguna actuación que pueda ser interpretada como manifestación del conocimiento del contenido y alcance de la resolución.

5.- Finalmente, se establece una regla especial a los solos efectos de entender cumplida la obligación de notificar un acto dentro del plazo máximo de duración de los procedimientos administrativos  bastará que la notificación contenga el texto íntegro de la resolución así como que se haya acreditado un único intento de notificación.

El contenido de las notificaciones administrativas ha dado lugar a no pocos recursos contencioso-administrativos pues no siempre las Administraciones públicas, por sorprendente que parezca, cumplen con los requisitos que acabamos de detallar. Para no faltar a la verdad, hemos de reconocer que a medida que la especialización administrativa de los funcionarios públicos se ha ido extendiendo se ha producido un descenso significativo en este tipo de vicios. Suelen ser las Administraciones de tamaño reducido (generalmente Ayuntamientos de pequeños municipios) las que por falta de medios personales y materiales más incurren en infracción del precepto al que hacemos referencia.

Los avances en el cumplimiento de lo dispuesto en el artículo 58 LRJPAC contrastan y mucho con los problemas derivados de los manifiestos y reiterados incumplimientos del artículo 59 de ese mismo texto legal que hace referencia a la práctica de las notificaciones administrativas.

La práctica de la notificación está sometida a las siguientes reglas:

 1.- Puede realizarse por cualquier medio que permita tener constancia de la recepción por el interesado o su representante, así como de la fecha, identidad y el contenido del acto notificado.
2.- La notificación ha de practicarse en el lugar señalado por el interesado en los procedimientos iniciados por él y si no fuera posible en cualquier lugar adecuado a tal fin.
3.- Si no se haya presente el interesado en su domicilio, podrá hacerse cargo de la notificación cualquier persona que se encuentre en el domicilio siempre que haga constar su identidad.

4.- En caso de que nadie pueda hacerse cargo de la notificación debe hacerse constar esa circunstancia en el expediente junto con el día y la hora en que se intentó su práctica que deberá repetirse por una sola vez en una hora distinta dentro de los tres días siguientes.

5.- La negativa del interesado o su representante a recoger la notificación se hará constar en el expediente administrativo, especificándose las circunstancias de aquélla, y tendrá el efecto de entenderse efectuado el trámite.

6.- Cuando los interesados en un procedimiento sean desconocidos, se ignore el lugar en el que puedan ser notificados o no se hubiera podido practicar la notificación tras los dos intentos antes referidos, el acto administrativo se entenderá notificado mediante la publicación de un anuncio en el tablón de edictos del Ayuntamiento del último domicilio conocido del destinatario, en el Boletín Oficial del Estado, de la Comunidad Autónoma o de la Provincia, según cuál sea la Administración de la que proceda el acto a notificar, y el ámbito territorial del órgano que lo dictó. Si el último domicilio conocido del administrado estuviera en el extranjero la publicación habrá de realizarse en el tablón de anuncios del Consulado o Sección Consular de la Embajada correspondiente.
7.- El anuncio en virtud del cual se publique un acto administrativo debe tener el mismo contenido exigido por el artículo 58 LRJPAC para las notificaciones.


Hasta aquí la teoría.

Tratándose de una ordenación legal no es de extrañar que establezca criterios que podrían ser considerados demasiado genéricos siendo por ello susceptibles de desarrollo reglamentario. Antes de adentrarnos en los problemas prácticos que se derivan de la práctica de las notificaciones administrativas hemos de insistir en su importancia. De nada valdrá que una Administración sea sumamente escrupulosa en la fundamentación de sus actos administrativos, respetando el ordenamiento jurídico y con ello los derechos sustantivos de los ciudadanos si luego la notificación de aquéllos se produce de manera defectuosa produciendo indefensión en los administrados.

El principal problema con el que nos encontramos en materia de práctica de notificaciones administrativas es que quien notifica el acto es por lo general (existen determinadas excepciones principalmente en materia tributaria) un funcionario ajeno a la Administración que dicta el acto. Un altísimo porcentaje de las notificaciones administrativas son llevadas a cabo por el personal dependiente de la Sociedad Estatal Correos y Telégrafos, S.A. Aun siendo destacables los esfuerzos del legislador por agilizar esta práctica recurriendo a medios electrónicos (son ejemplos conocidos por todos la posibilidad que tienen los particulares de facilitar una dirección de correo electrónico a la Dirección General de Tráfico para recibir en ella las notificaciones de los actos administrativos que ésta pudiera dictar o la implantación de estos mecanismos de notificación electrónica para las personas jurídicas en el ámbito tributario), lo cierto es que la Administración electrónica no es todavía para el ciudadano medio una posibilidad efectiva

Las notificaciones electrónicas requieren todavía no sólo una importante inversión económica (de Administraciones y particulares) sino también una ingente tarea formativa para los ciudadanos, a muchos de los cuales todavía les resulta ajeno, distante e incomprensible el mundo que gira alrededor de la llamada «sociedad de la información» y sus «notificaciones telemáticas». La senda está ya iniciada –la Ley 11/2007, de 22 de junio, de acceso electrónico de los ciudadanos a los servicios públicos, da fe de ello- pero el camino que queda por recorrer es todavía largo, muy largo.

Expuestos los dos anteriores obstáculos sobre los que no cabe imputar ninguna responsabilidad a las Administraciones públicas, cumple ahora exponer algunos de los problemas más comunes que surgen en la práctica de las notificaciones de actos administrativos.

a) Hemos visto cómo para que pueda publicarse un acto administrativo es necesario que se acredite debidamente que se han realizado dos intentos de notificación debiendo realizarse el segundo dentro de los tres días posteriores al primero y en hora distinta. El Tribunal Supremo estableció mediante Sentencia de 28 de octubre de 2004 (RJ 200494) que la expresión «hora distinta» debía entenderse como «con una diferencia de al menos sesenta minutos». Este mismo pronunciamiento judicial describe el escenario ideal de colaboración entre Administración y administrado que es precisamente el que tiende a no producirse nunca:
«La ausencia en el domicilio del interesado de persona alguna que se haga cargo de la notificación no puede frustrar la actividad administrativa, habida cuenta, por otra parte, que el principio de buena fe en las relaciones administrativas impone a los administrados un deber de colaboración con la Administración en la recepción de los actos de comunicación que aquélla les dirija y que el intento fallido de notificación ha de ir seguido de la introducción en el correspondiente casillero domiciliario del aviso de llegada, en el que se hará constar las dependencias del servicio postal donde el interesado puede recoger la notificación».
No son infrecuentes los supuestos en los que el encargado del servicio postal no deja aviso de llegada en el casillero del destinatario de la notificación a quien con ello se priva de la posibilidad de recoger en plazo la notificación. Huelga decir que el conocimiento del contenido del acto a través de su publicación en tablones de anuncios administrativos o en boletines oficiales es en la práctica absolutamente imposible. En relación con esto es elogiable y, sin duda, susceptible de ser imitado por todas las Administraciones públicas la comunicación que por correo ordinario envían algunos Ayuntamientos a los administrados a quienes no se les ha podido notificar -tras dos intentos- un determinado acto administrativo, informándoles de la fecha de su publicación en el boletín oficial correspondiente.

b) También ocurre, desgraciadamente con frecuencia, que una interpretación arbitraria del personal del servicio postal universal de las circunstancias en que se produce la notificación de un acto administrativo perjudica gravemente los derechos de los administrados. Si acudimos al artículo 43 del Real Decreto 1829/1999, de 3 de diciembre, por el que se aprobó el Reglamento que regula la prestación de los servicios postales, en desarrollo de lo establecido en la Ley 24/1998, de 13 de julio, del Servicio Postal Universal y de Liberalización de los Servicios Postales, aprenderemos en qué supuestos no procede el segundo intento de notificación de un acto administrativo. Uno de ellos es «que el destinatario de la notificación sea desconocido». Pues bien, en no pocas ocasiones tal extremo se entiende acreditado por el personal de Correos por el mero hecho de que el nombre del destinatario no aparezca en el buzón correspondiente a su vivienda o, incluso, porque algún vecino manifieste no conocer a aquél.

En el medio/largo plazo parece razonable entender que el desarrollo y perfeccionamiento de la administración electrónica evitará los vicios de procedimiento expuestos en este artículo.

En esto consiste MI RETO, en conseguir un medio fácil y accesible para todo los ciudadanos, en el que ya sea mediante comunicación vía email, sms o incluso utilizar una aplicación móvil como whassap para comunicar las notificaciones a cualquier persona física, DE  cualquier dato que se necesite o en casos más complejos (por ejemplo judiciales,,,),, comunicar al instante donde dirigirse.

Es de una gran magnitud mi reto, porque no solo consiste darnos de alta con nuestro NIF y contraseña en una aplicación/web de un ayuntamiento,, estoy hablando de un mecanismo GLOBAL,, que embarque; Administración Local, Administración Autonómica e incluso Administración Estatal.

Se de su complejidad,, pero las ventajas que puede tener el ciudadano, desde mi modesto punto de vista es inmensa.

Imaginemos solo por un instante, que a tu móvil te llegue una notificación vía SMS o email, en la  te puede llegar cualquier información/notificación que nos interese; IBI, Hacienda, Irpf, Multas de tráfico, beca de tu hijos, tasas de basuras, etc…..

O que nos llegue notificaciones para subordinación de documentación de cualquier ayuda pública que solicitemos ,,,ya sea de la Administración que sea.

Sé que tiene mil dificultades e inconvenientes, desde tecnológicas (la inversión necesaria para este proyecto es inmensa) a burocráticas (distintos gobiernos en distintas administraciones,,,).
Source: 57

Tema 2: Innovación en el Sector Público. Mi puesto de trabajo.

Buenas tardes,
Mí puesto de trabajo como Administrativo de la Junta de Andalucía.
Voy a dilucidar varios conceptos para una perfecta comprensión de lo que hago. Empecemos con la definición de administración eficiente, es decir la burocracia. Aún teniendo hoy una connotación negativa, en sus origines pretendía  ser la organización ideal. 
La burocracia es un modelo de organización basado en la racionalidad, en donde se cuida la relación entre los medios, los recursos utilizados y los objetivos pretendidos.
La administración burocrática consiste, fundamentalmente, en el ejercicio del poder basado en el conocimiento.
Si nos basamos en los principios de Weber (Max Weber, el santo patrón de la Administración pública),  definiría a mi Empresa mi empresa como:
Estructura formal jerárquica
Estructura formal jerárquica es aquella en que cada nivel controla el nivel inferior y es controlado por el nivel superior. La planificación y la toma de decisiones están centralizadas a nivel Autonómico y sin ningún tipo de margen de maniobra o decisión a nivel Provincial.
Todos los niveles jerárquicos tienen una actividad compuesta de tareas más operativas y más estratégicas dentro de un continuo.
Si nos fijamos la jerarquía forma parte de mi puesto de trabajo, porque como Administrativo, mi principales funciones en mi puesto de trabajo son las que más adelante detallare y siempre siguiendo las instrucciones de mi superior jerárquico: realización de procedimientos y tareas administrativas de archivo, registro y traslado de la comunicación, de cálculo, de valoración de costes, funciones de cobro y pago, facturación, contratación, elaboración de informes dentro de sus competencias, análisis y gestión de documentación, cumplimentación de bases de datos, agrupación de datos, resúmenes, estadísticas, cuadros, gestión de compras, aprovisionamientos, atención al público, instalación de paquetes informáticos, ordenación y seguimiento de almacenaje de material, su recepción y clasificación, despacho de pedidos -y registros de movimiento de los mismos, redacción de partes de entrada y salida de material, realización de inventarios, control de existencias y gestión administrativa en general. Gestión de aplicaciones informáticas relacionadas con las actividades propias de la Agencia y atención a usuarios. Colaboran en equipos de trabajo que desempeñan tareas de su profesión y pueden coordinar procesos operativos en su ámbito de actividad, parecen muchas pero en realidad se resumen en trabajo administrativo.
Resumiendo, mi actividad diaria se centra en la mayoría del tiempo en trabajos administrativos, puede darse (muy puntualmente) que tenga que tomar alguna decisión (de poca repercusión) y siempre supeditada y pendiente de aprobación por mi superior jerárquico.
Mi margen para tomar decisiones en temas relacionados con la innovación, coordinación y la estrategia dentro del equipo de mi centro de  trabajo, es prácticamente nula, mi trabajo se basa en procedimientos ya pre-establecidos (en casos puntuales pueden pedirme opinión en ciertos temas, como por ejemplo, mejora de procedimientos administrativos, contratación, mejora de aplicaciones informáticas, etc,,,), pero siempre a nivel de consulta, nunca de toma de decisiones.
Por todo lo expuesto, soy pesimista y no intuyo que en un futuro inmediato, desde mi puesto de trabajo que tiene limitado y pre-establecido sus funciones (así como conocimientos Técnicos,,,,,,, ) pueda hacer algo para intentar cambiar-innovar en los procedimientos, algunos de ellos anticuados.

Tema 1. Ejemplo y definición de Gobierno Abierto para todos (Open Governmen)

Open Government (Gobierno Abierto para todos)
El gobierno abierto significa que los temas de gobierno y administración pública deben ser abiertos, es decir transparentes, lo que implica que deban quedar vinculados a la participación y colaboración con la ciudadanía y a la supervisión por los mismos.
Desde el punto de vista normativo, España, a diferencia de lo que sucedía en casi todos los países desarrollados y más en concreto en los Estados de la Unión Europea, carecía de una normativa general que regulara esta materia tan importante en democracia, siendo ello una de las premisas fundamentales para disponer de calidad institucional. Este déficit se ha cubierto con la Ley 19/2013, de 9 de noviembre, de transparencia, acceso a la información y buen gobierno, que tiene por objeto ampliar y reforzar la transparencia de la actividad pública, regular el derecho de acceso de la información relativa a aquella actividad y establecer obligaciones de buen gobierno que deben cumplir los responsables públicos, así como las consecuencias derivadas de su incumplimiento, como establece su art 1. La Comunidad Autónoma de Andalucía, como otras Comunidades Autónomas, ha regulado a su vez esta materia en su propio ámbito a través de la Ley 1/2014, de 24 de junio, de transparencia publica en Andalucía.
Participar en este fundamental proceso en democracia en un determinado ámbito, como es en el de los gobiernos y administraciones locales. Su participación será a través de la creación de un nuevo servicio denominado “Gobierno Abierto para todos”, siendo este uno de los objetivos del Plan General de Acción de este Centro.
Se trata de un espacio específico en nuestra página web para dar a conocer las actividades prácticas realizadas en torno al denominado Open Government o Gobierno Abierto en las administraciones públicas, especialmente locales. A través de esta actividad investigadora se pondrá en valor las actuaciones de las Entidades Locales donde se manifieste prácticas significativas en materia de transparencia y gobierno abierto, información de actualidad sobre esta materia, como jornadas, informes, legislación u otras cuestiones de interés y un directorio de perfiles en Twitter vinculados a esta temática.
A través de este modesto proyecto intentaremos acercar a todos, a esa Administración que a veces esta tan alejada del ciudadano y sus problemas cotidianos.
Todo gobierno abierto debería de seguir con unas pautas mínimas que debería seguir cualquier Gobierno Municipal para que de verdad se pueda considerar una plataforma web, donde el significado de de Gobernó Abierto para todos tenga significado y no sea solo un panfleto del gobierno de turno, en mi modesta opinión, serian 10 requisitos minimos:
1. Hacer la web municipal mas social.
2. Participación en Redes Sociales.
3. Escucha activa en Redes Sociales
4. Plataforma de participación y colaboración ciudadana.
5. (Open Data). Apertura de datos públicos
6. Promover el desarrollo de Aplicaciones para terceros (ciudadanos, pequeñas empresas,,,)
7. Transparencia en la Gestión Municipal.
8. Utilizar herramientas de trabajo colaborativo interno.
9. Fomentar la participación de personal del propio Ayuntamiento.
10. Gestión del cambio para el Gobierno Abierto.

Hay miles de ejemplos donde ver en mayor o menor medida están buenas practicas, en mi caso escogeré:
El Ayuntamiento de Zaragoza gana un premio nacional por su iniciativa de «Gobierno Abierto»
El Ayuntamiento de Zaragoza ha sido reconocido a nivel nacional por su iniciativa de «Gobierno Abierto», dentro del IV Congreso nacional de Interoperabilidad y Seguridad, que se ha organizado en Madrid.
El premio ha sido por el «mejor proyecto en Participación Ciudadana y Gobiernos Abiertos en Administración pública», ha informado hoy el consistorio de la capital aragonesa.
Un galardón que se concedió ayer al Ayuntamiento de Zaragoza tras llegar a ser finalista a «Santander Datos Abiertos» y al «Estatuto de Participación Ciudadana del Ayuntamiento de Molina de Segura».
El director general de Ciencia y Tecnología del Ayuntamiento de Zaragoza, Ricardo Cavero, y la responsable de la web municipal, María Jesús Fernández, han sido los encargados de recoger el premio de manos de responsables del IV Congreso de Interoperabilidad y Seguridad.
El Ayuntamiento de Zaragoza, a través de «Gobierno Abierto», permite a la ciudadanía acceder a sus datos, que son datos de calidad, han agregado las mismas fuentes.
Desde 2010 se empezó a trabajar en el portal de datos abiertos y, en ese tiempo, se ha trabajado para poder publicar cerca de 200 conjuntos de datos en formato abierto, que es lo que hay en estos momentos accesible a cualquier ciudadano en «zaragoza.es/gobiernoabierto».
La plataforma de «Gobierno Abierto» se presentó en enero de 2013 como un nuevo canal de comunicación, más directo, rápido y eficaz, entre los ciudadanos y el Ayuntamiento de Zaragoza.
Es, por tanto, acceso a la información, pero «no sólo desde la perspectiva tecnológica, sino también desde el punto de la participación de los ciudadanos».
En este sentido, el primer paso realizado en favor de la puesta en marcha de un modelo de gobierno abierto» ha sido la aprobación de la Ordenanza sobre la Transparencia y Libre Acceso a la Información, que aprovecha las ventajas de las nuevas tecnologías para facilitar al ciudadano el acceso a la información que tiene el Ayuntamiento que además, le permite reutilizar libremente.



Source: 57