Amplia tus oportunidades de trabajo con un portfolio creativo

“Si no está en Internet no existe”. Con el paso del tiempo hemos visto que esta famosa frase cobra más sentido: los comercios cada vez más venden de forma online; subimos nuestro currículum a plataformas para encontrar trabajo y los portfolios de quienes se dedican a trabajos creativos y visuales, como el diseño o la arquitectura, ya no se imprimen en formatos de alta calidad si no que se muestran en Internet. 

Un portfolio digital es un currículum visual capaz de generar un gran impacto sobre quienes buscan tus servicios, seas de la disciplina que seas. Así que, si lo que buscas es expandir tu marca y encontrar nuevas oportunidades de trabajo, tener uno es imprescindible. 

Con WordPress.com puedes crear un portfolio online de forma sencilla. De hecho, existen temas específicos bajo esta categoría que ayudarán a que tu trabajo se muestre organizado de forma óptima y capte la atención de quienes lo visitan. 

Pero ¿Cómo destacar en un mar de gente con talento?

Impresión de pantalla del tema Bennett

Hay mucha competencia ahí fuera y distinguirse entre la multitud es esencial. Vale, no es una tarea sencilla pero la autenticidad te llevará por buen camino. 

Si no tienes claro cómo empezar, aquí te dejamos algunos consejos para que puedas ponerte manos a la obra. 

Define tu objetivo 

Es muy importante que definas qué quieres conseguir con tu portfolio: vender tus servicios, darte a conocer en tu sector, encontrar trabajo en una empresa, etc. 

Pregúntate quién va a ver tu portfolio y qué es lo que esperan ver. Esto te ayudará a decidir qué mostrar, qué no y cómo hacerlo. Es importante que sepas comunicar para los demás pero sin dejar de lado tu propio estilo. 

Dale tu propio estilo

Screenshot of the Blask theme

Tu portfolio define en cierta medida quien eres, por eso, determinar cual es el estilo que quieres darle es importante. 

Para muchos creativos es algo relativamente sencillo, pero si necesitas inspiración, puedes echar un vistazo a otros portfolios de tu sector. Esto te será de gran utilidad no solo para saber cuales son las tendencias que utilizan tus competidores sino para saber en qué aspectos debes hacer especial hincapié para diferenciarte de ellos.

Recuerda que un dominio personalizado puede hacer mucho por tu marca personal, así que tener uno ayudará a que te identifiquen y te recuerden con mayor facilidad. 

Elige un tema

Entre la gran variedad de temas que hay en WordPress.com puedes encontrar específicos de la categoría portfolio, lo que te resultará de gran ayuda para distribuir el contenido de tu sitio web: los menús, el logotipo, los widgets, además de proporcionarte una combinación de colores por defecto, fuentes y otros aspectos del diseño. 

Organiza el trabajo que quieres mostrar

No es necesario incluir todo tu trabajo en un portfolio. Habrá algunos de los que sentirse más orgulloso que otros, y algunos que estén más enfocados hacia el objetivo que quieres conseguir. Por tanto, haz una selección muy rigurosa de tus mejores trabajos pero sobre todo, no te preocupes si alguna vez quieres actualizarlo, porque será cuestión de minutos.

¡Ah! Y si acabas de graduarte y todavía no tienes ejemplos de tu trabajo no pasa nada. Puedes crear proyectos ficticios para clientes imaginarios. 

Añade información clave

Tu currículum y contactos deben ser claramente identificables. Una página “Acerca de” o “Sobre mi” hará a la vez de currículum y te ayudará a explicar quien eres, qué haces y qué estás buscando. 

Por supuesto, no olvides añadir tus datos de contacto y el enlace a tus redes sociales. 

Haz que los demás compartan tu portfolio

Si quieres ampliar el alcance de tu portfolio añade botones para compartir. De esta manera tus visitantes podrán compartir tu página o entradas en sus redes sociales, lo que ayudará a que tu portfolio esté cada vez más cerca de la persona indicada.

Source: 15